¿Dolor en los gemelos, tobillos, planta del pie? El verano puede tener algo que ver…

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Ahora en pleno verano, solemos cambiar de calzado más frecuentemente, y utilizamos zapatillas con menos suela, chanclas que se agarran con el primer dedo, o simplemente andamos descalzos, cuando el resto del año no solemos hacerlo. Además, realizamos actividades como correr a la orilla de la playa, actividades acuáticas exigentes, o andadas kilométricas a las cuales a veces no estamos acostumbrados como nos pensamos, y nuestros pies con esos calzados, o esa falta de calzado, tampoco. 

Déjanos explicarte porque sucede esto: 

Cuando estamos acostumbrados a usar tacones, o calzado con mucha suela, y de repente con el buen tiempo, reducimos o quitamos esa suela tan grande, los gemelos y otros tejidos no están preparados para ese alargamiento continuo durante todo el verano, y mucho menos a ejercitarse en terrenos blandos como la arena o el césped. Cuando esto ocurre, tienes unas altas probabilidades de sobrecargar gemelos o fascia plantar.

Además, si sales a andar o correr con poca sujeción o menor suela de la que estás acostumbrado/a, puede ser que te hagas un esguince y no puedas disfrutar de la playa como te mereces porque al andar te moleste el tobillo.

Si caminas varias horas con chanclas de dedo por la playa y no estás acostumbrado/a es fácil que toda la musculatura del pie se cargue en exceso, y no disfrutes de tus vacaciones, por molestias en musculatura de la pierna o pie.

Lo peor que te puede pasar es que empieces a tener dolor cerca del talón, o en la planta del pie. Y si además continúas con esas prácticas atípicas para tu pie, estas cerca de tener que visitarnos. Las temidas fascitis, esguinces de tobillo y otras patologías típicas del verano ya nos empiezan a acechar, así que si no quieres caer tu también, ten en cuenta estos consejos que te dejamos:

*ESTIRAMIENTO SOLEO

*ESTIRAMIENTO PSOAS