Me han dicho que tengo la muñeca abierta… ¿Qué me sucede?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

El término “muñeca abierta” se utiliza para describir la sintomatología que refieren los pacientes debido a una inestabilidad en la articulación.

Esta inestabilidad puede estar provocada por la falta de equilibrio en alguna de las estructuras que componen dicha articulación. La mas común es el desplazamiento hacia anterior de la primera linea de los huesos del carpo que también conocido como fallo posicional. Este desplazamiento genera un sufrimiento mecánico de la articulación generando inflamación y fibrosis que provocaran un cambio de resistencia en los tejidos.

¿Qué conlleva tener una “muñeca abierta”?

Mayor tensión de la musculatura anterior del antebrazo que se inserta en la parte inferior de los huesos del carpo, esto produce la salida del líquido sinovial de la cápsula generando una bolsa que influye en el dolor en el paciente y en la biomecánica de la articulación

¿Cuales son los síntomas?

  1. Dolor difuso en la muñeca estando en reposo que se acentúa con movimientos extremos de la muñeca y se vuelven agudos cuando incluimos una carga o un peso.
  2. Sensación de inestabilidad y falta de fuerza sobre todo al apoyar en peso sobre nuestras muñecas y a la hora de levantar pesos.
  3. Inflamación de la articulación acompañado de enrojecimiento de la zona y sensación de calor.

¿Qué tratamiento hay que hacer?

Esta patología es compleja y requiere de un tratamiento global, es decir que no solo valdrá con  tratamiento de terapia manual en la zona  sino que también hará falta un proceso de estabilización de la muñeca mediante la propiocepción y el trabajo muscular tanto de flexores como de extensores de muñeca.

¿Necesitas ampliar información? ¿Necesitas cita?

¡Te estamos esperando para ayudarte! ?