Desde hace unos años uno de los métodos más utilizados de las empresas para la prevención de lesiones músculo-esqueléticas es la contratación de fisioterapia para sus empleados. Una de las preguntas más frecuentes que nos suelen realizar las empresas es ¿Por qué debería contratar una empresa para dar servicio de fisioterapia en vez de un fisioterapeuta autónomo?

    Al ser una empresa con varios fisioterapeutas cualificados tiene mayor flexibilidad horaria que un fisioterapeuta autónomo, ya que no causa absentismo laboral por enfermedad ni vacaciones.

     La empresa mejora la imagen, ya que una empresa que se preocupa de la salud de los trabajadores es una empresa que se preocupa por el producto final que ofrece a sus clientes.

     Mayor compromiso de los trabajadores con su empresa que conlleva a un mayor rendimiento laboral y como consecuencia a una mayor competitividad de la empresa.

     Conocimiento del proceso productivo de la empresa, lo que permite mediante un trabajo multidisciplinar de la empresa con el técnico de prevención, tomar medidas correctivas mas acordes para eliminar y minimizar el riesgo de las lesiones músculo-esqueléticas.

     Formación sobre ergonomía laboral, higiene postural y ejercicios preventivos mas especializadas en cada una de las áreas de trabajo debido al conocimiento de cada uno de los puestos de trabajo y del proceso productivo.

     Al reducir el riesgo de patología músculo-esquelética disminuye el absentismo laboral y el presentismo y como consecuencia también dota a la empresa de una mayor competitividad y rendimiento laboral.

 Aniento Fisioterapia como valor añadido al resto de empresas, realiza un estudio de los puestos de trabajo que incluye: grabación a cámara lenta de los puestos de empleo, y una muestra de trabajadores a los que se les hace un estudio de valoración posturográfica. Con los datos obtenidos se elabora un informe de las posibles patologías que se pueden producir por el desempeño del trabajo. Y por último con este informe se elabora una GUIA DE EJERCICIOS PREVENTIVOS totalmente personalizados de la actividad laboral que se desarrolla, así como una formación tanto teórica como práctica para la correcta utilización de esta guía. Todo este proceso de mejora continua genera un sentimiento de identificación y unos lazos muy fuertes de la empresa con el servicio de fisioterapia contratado.