El Yoga es una disciplina que aporta beneficios sobre el cuerpo y la mente.

A un nivel físico, el yoga aporta fortaleza y flexibilidad al cuerpo. Fortalece el sistema  inmunológico, ayuda a eliminar dolores, a superar el estrés o la depresión y beneficia el funcionamiento de todos los sistemas: nervioso, circulatorio, digestivo, respiratorio, etc.

Además de los beneficios físicos, el yoga aporta otros beneficios más sutiles que se van evidenciando con la práctica y quizás éste sea el aspecto que diferencia esta disciplina de otros deportes.

Los ejercicios que se realizan para el control de la respiración son una herramienta poderosa para relajar el sistema nervioso y calmar la mente. A este nivel, el yoga nos ayuda a estar presentes en el aquí y ahora observando nuestro cuerpo, mente y respiración. El estar presentes es el primer paso hacia el bienestar y la felicidad. Parece obvio eso de traer la mente donde tenemos el cuerpo pero… ¿Cuántas veces estamos en un sitio y nuestra mente está a kilómetros de distancia?

Posturas y ejercicios que se realizan en yoga:

– Posturas de pie – Fortalecen las piernas y ayudan a corregir malos hábitos posturales mejorando la salud de la espalda, articulaciones y capacidad respiratoria.

– Posturas de equilibrio – En estas posturas se hace patente la necesidad de una base estable, por ello se fortalecen las piernas. Además favorecen la concentración y la atención hacia dentro.

– Extensiones – Son expansivas, ayudan a la apertura y alivian la pesadez. Aportan flexibilidad y elasticidad a la espalda y también la fortalecen.

– Flexiones – Estiran la musculatura posterior de todo el cuerpo y ayudan a calmar el sistema nervioso.

– Inversiones – Estas posturas mejoran la circulación y el funcionamiento general del cuerpo. Revitalizan y aportan confianza y valor.

 Torsiones – Flexibilizan la columna y tonifican los órganos internos.

– Respiración  Depende del tipo de ejercicios podemos activar o relajar el cuerpo. Ayudan a equilibran la mente y a reducir el estrés.

– Relajación – Después de una sesión de yoga, la relajación ayuda a eliminar la fatiga y renovar el cuerpo y la mente.